Ebrovisión tiene mucho de Valladolid


Como me dijo un amigo, también el Ebro pasa por Valladolid... aunque en Geografía de 7º solo recuerdo el Pisuerga, el Esgueva y en los alrededores el Duero, pero quién soy yo para dudar de la palabra de un amigo. A si que por un día nos trasladamos a un evento fuera de nuestro territorio y nos vamos a Miranda de Ebro (Burgos), para contaron lo bien que lo pasamos en el festival del Ebrovisión.

Ebro (Miranda de Ebro)

Muchos amigos Pucelanos se concentraron allí,


y Valencianos y Asturianos y Murcianos y Extreneños y Navarros y Gallegos y de todas partes...





























hasta de lugares insospechados...


y algún guiri que otro también había ... de corte mas bién Inglés

Todos con nuestra pulserita a modo de resort


para poder salir y entrar al festival alternativo que se monta fuera, con música, picnic y amigos vecinos que se traen hasta la sombrilla... gente curiosa, muy curiosa se encuentra en estos festivales... (va por ti prima).


Lo cierto es que El Ebrovisión se ha convertido en muy pocos años (este año celebraba su 10º aniversario) en uno de los festivales de referencia en nuestro país y sin embargo su encanto sigue siendo que no te sientes en ningún momento en masa... bueno, salvo las colas que se forman para los aseos, pero esa es otra historia.


La aventura para nosotros comenzó el viernes, con los conciertos de L.a, Second, Ivan Ferreiro, La habitación roja, Lori Meyers y Devito.

La habitación roja

En mi inexperta andadura popera, debo decir que Second, La habitación roja y sobre todo los Lori Meyers fueron los mejores de la noche. Estos últimos estaban especialmente... "inspirados" y según los entendidos, en pocos conciertos dirton tanto como en este.

Lori Meyers

Los look del evento también tiene mención especial, creo que no tendría espacio en esta entrada para describir lo peculiar de algunos estilismos que allí se veían... era una mezcla entre estar con los pelos de los Beatles y los pantalones de Fito.

Lo mas visto fueron las camisetas de rayas, tanto para ellos como para ellas, las gafas de pasta tipo azafata 123, y de sol tipo lolita


muchos sombreros para ellos, y alguna que puso el toque original y diferente...

chapas, muchas chapas retros como estas...


































Y las Convers que no pueden faltar en nigún festival popero que se precie.


Al día siguiente hubo que madrugar para acudir a la mítica Fabrica de Tornillos (antigua ubicación del festival) para asistir a la actuación sorpresa a cargo de los jóvenes Supersubmarina...



aquí me da igual lo que diga el resto, fue el concierto donde mas salté, canté y boté. El CD está bien, pero nada comparado con verles en directo... este es una de sus canciones, disfrutadla quienes no los concocáis.





Supersubmarina

Qué pena de foto... con lo mono que es el cantante.

Pero el festival, como habéis visto, no solo son conciertos de buena música por la noche; por el día, en cada rincón de Miranda, te puedes econtrar con guitarras, baterías y voces que te enganchan . Lo cierto es, que el pueblo del Ebro se vuelca entero con el festival...

Conciertos para los mas pequeños, ¡no me estraña que Miranda sea la cuna de los popis! les aleccionan desde muy temprana edad.

Una vuelta por sus bares para tomar las famosas Gildas (banderillas), mejillones en salsa, los champis y lo que se tercie antes de...















¡la paellada popular en la plaza!... eso si, se les da mejor preparar festivales.

También allí habia música en directo, y es increible pero es que también sonoban bien. Desde luego hay que felicitar a la organización porque no invitan ni a un solo grupo que no suene increible en directo.
Y después de descansar un rato, de nuevo a los conciertos de la noche. The new raemon, Triángulo de amor bizarro, The Heavy, impresionante su cantante, voz con fuerza y música con garra, The new pornographers, canadienses flipados en Miranda que sonaban muy muy bien,



















The New Pornography


Love of lesvian que sin quere herir sentimiento, no estuviron a la altura de lo esperado, siendo mas tranquilos y lentos que el resto y We are standars, con quién nos desquitamos a su frenético ritmo... unos mas que otros,


Entre concierto y concierto, además de la ya mencioanda fiesta paralela en los aledaños del lugar, también podías darte una vuelta por los pasillos del local para adquirir verdaderas joyas retros, como relojes que imitan a los Casio de toda la vida, playmovil de llaveros, camisetas de los grupos, o broches de todo tipo






















además de las de rayas, estos eventos son una verdadera concentración de camisetas curiosas y originales como estas: los azules pitufos, mensajes... ¿subliminales?




























y el grito llamando a Batman... que no apareció (lógico, el del grito era Supermán)


Todo esto y mucho mas dió de si el fin de semana y el Ebrovisión. Gracias a todos los anfitriones y a quienes compartisteis estos momentos.

El próximo año mas y mejor... si es posible.

6 comentarios:

  1. Je je. Buena crónica, si srta......

    ResponderEliminar
  2. Y tanto, GENIAL! Ya me han chivado desde Miranda tú blog. Muy importante además de la vestimenta los labios rojos, pelo por encima de los hombros, camisas de leñador imprescindibles los cuadros y ni un kilito de más. Sí señora, muy curioso el mundo Poppy! Y la de primos que me salieron...

    ResponderEliminar
  3. Una crónica perfecta.
    Volveremos el proximo año con más ganas despues de lo visto y catado.

    Adios prima

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por vuestros comentario. Cierto Lorena que los labios rojo y las camisas de cuadros plagaban el lugar, lo de ningún Kg. de mas lo dejaremos, porque nuestro grupo no es muy representativo... chicoooooooooos.

    beso

    ResponderEliminar
  6. qué buen rollito ¿no? y eso que parece que llovía
    bss
    ;-)

    ResponderEliminar

Danos tu opinión, sugerencia o idea... te responderemos